Archivo

Archive for 27 mayo 2011

Especies

mayo 27, 2011 Deja un comentario

Las probabilidades de vida similar a la terrestre son escasas. Ésta sólo es posible si se reunen una serie de condiciones especiales y concretas: un intervalo de temperatura determinado, la presencia de agua y oxígeno en ciertas cantidades, etc. Si no se cumplen estas condiciones podemos tener vida parecida pero a niveles muy bajos: microorganismos, esporas, plantas primitivas, etc. y además sólo en contados planetas, estirando la resistencia de la vida en determinadas condiciones.

De hecho, aún considerando la presencia de planetas en ese intervalo de condiciones concreto y suponiendo que la vida surgiera y evolucionara en ellos, aún así la coincidencia de que las formas de vida se parezcan a las de la Tierra tiene una probabilidad muy baja. Por no decir el hecho, tan abundante en la literatura de ciencia ficción, de que la especie inteligente del planeta en cuestion se parezca a la humana. Que sean homínidos de algún tipo. El sentido común nos ha de decir que eso es prácticamente imposible.

Por otra parte ¿que es la vida?. Es absurdo conformarse con definiciones que “copien” los estándares terrestres. Así, desde un punto de vista más general, podríamos definirla como algo que crece, se reproduce y tiene la capacidad de evolucionar con el tiempo.

Precisamente esta capacidad de cambio es lo que la diferencia de otros fenómenos naturales como la cristalización, las reacciones químicas elementales, etc. Además, este cambio se produce para adaptarse a las condiciones del medio ambiente o, dicho de otra manera, para mejorar. El caso extremo es cuando surge la aparición de una inteligencia elevada. Esto permite sobreponerse a la variabilidad de las condiciones ambientanles, ya sea mediante la técnica o por la utilización de estrategias adecuadas.

La vida en la Tierra está basada en la química del carbono. Pero esto es así debido a las especiales condiciones de temperatura, presión y composición atmosférica de nuestro planeta. Deducir de esto que la vida sólo es posible en base al carbono es muy aventurado. Es posible que, bajo otras condiciones, la vida evolucione a partir de la química basada en otros elementos o que surja vidan acorde con la definición más general dada anteriormente. El boro y el silicio pueden ser la base en otros planetas con condiciones diferentes ya que tienen una química capaz de formar polímeros (boranos, siliconas) de forma similar al carbono.

            Pero, si existiera vida muy diferente a la nuestra, que habitara por tanto en condiciones para nosotros extremas, ¿cuál sería la consecuencia?. Pues que, si esa vida evolucionara hasta formas inteligentes, éstas tendrian pocos motivos para mantener una relación muy estrecha con nosotros. De la misma manera los humanos tampoco estariamos muy interesados en una relación intensa más allá del simple intercambio cultural o el interés por otra especie inteligente.

            Esta situación es la que se ha supuesto en este planteamiento. Según el cual, las especies inteligentes que se han encontrado en los planetas descubiertos por la colonización humana extra-solar a lo largo de su exploración del universo cercano (en un radio de unos 100 años luz del sistema solar) són tan extrañas a las formas de vida terrestre que la relación con ellas es muy difícil y escasa. Más allá de este radio de 100 años luz, las distancias de viaje son tan largas que la exploración de los sistemas solares se hace de forma esporádica. Las pocas expediciones son grandes eventos, financiadas por grupos científicos o gobiernos muy de tanto en tanto (como lo fue en su dia el viaje de Colón o el de Magallanes).

HAZ CLIK PARA OBTENER EL PDF: Especies

Categorías:Ayudas de Juego